lunes, 23 de junio de 2008

Una vez más ocurrió…

Los niños se fueron, salí a pasear. Suelo procurar tener algo que hacer después de dejar a los nenes, para mantener mi cabeza ocupada.

Necesitaba alguien a mi lado, pero no me apetecía hablar. Quería acabar con esa desagradable sensación, mas, en ese estado, no hubiera sido de buena compañía. Hice una llamada, pero me arrepentí. Era como si hablar de cómo me sentía lo amplificara, y lo que deseaba era restarle importancia. El aire me fue bien.

Pero esta vez, al volver a casa, volví a sentir ese inmenso vacío indescriptible… Esperé una visita, una llamada, pero nada… Calma total. Me fui a dormir pronto, porque no me apetecía ver la tele sentada, sola, en el sofá. Mi mente no conseguía guardar reposo.

Pensé en lo grande y fría que parece la mitad de mi cama desocupada, la enormidad de mi habitación en la oscuridad, sin nadie que me envuelva en sus brazos. De repente, una lágrima asomó, preguntándose cuánto tiempo duraría esta situación.

5 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

claro, comienza la mejor vida despues del divorcio...

Alba dijo...

Hola niña, aquí estoy en mi primera visita.

Me das de frente con tu situacion ... no tengo hijos pero ...

Besos y animo!

Andrés dijo...

Volverá el calor, ya lo verás

La Dulce Pena dijo...

No te preocupes, es cierto que la cama está vacía, que quieres dejar de sentir esa soledad, pero... ¿de que lo arregla llorar? ¿De qué sirve derramar lágrimas?

Esas lágrimas, nunca han servido de nada, ni siquiera para limpiar heridas, sé que es duro, y que son cosas que no se pueden evitar... pero, no ganamos nada.

Algunos días estaremos mejor, y las podremos evitar, otros no podremos, pero deberemos hacer todo lo posible... Jinna, no queiro que estés mal... no me gusta. No te conozco, pero, no quiero... por favor...

Inténtalo... Desde aquí toda mi fuerza

Susi dijo...

mi amiga querida....no te angusties...no llores...todo tiene un porque y quiza antes de volver a llenar esa cama haya cosas que debas aprender o vivir...
un besote
tqm